Vanessa: Y todo paso en el cine.


Un buen día vagando por Internet me entretuve por un buen rato en el, viejo y querido por muchos, programa llamado Mirc. Conoci a una chica a través de ese medio con quién converse por espacio de dos horas. Ella me dio su teléfono y la llame esa misma noche. Resulta a veces gracioso cómo es tan sencillo obtener el número telefónico de una persona desconocida. Así, sin yo esforzarme mucho, obtuve lo que quería y de llano empezamos a conversar por espacio de una hora. A mi no me gusta pagar por sexo pero esto no quiere decir que no me guste tenerlo. Mi idea en todo momento era salir con esta chica para saber hasta donde podria llegar mi habilidad para seducir.

Quedamos en vernos en el Jockey Plaza y así lo hicimos un día de semana. Ella mide 1.64, tiene cabello castaño oscuro, es delgada y de ojos grandes. Su cuerpo estaba bueno pero tampoco era espectacular. Una chica común pero encantadoramente open mind para hablar de temas de sexo. Me contaba sobre su ex y sobre como ella y él tenian relaciones sexuales (nunca tuvo con él mas que verdaderos orgasmos fingidos). Para tener 18 ella demostraba mucha confianza para hablar y describir sobre como lo hacia pero se ruborizaba cuando mencionaba palabras como “pene” o frases cómo “una vez me dió por atrás”. Cosas de adolescente deshinibida pero sin la valentía suficiente como para decir que le gusta chupar pinga.

De tanto tantear me animé a decirle
– “Te parece si vamos a un hotel?”
– “QUE?”
– “Si… me gustaria probar como eres en la cama”
– “Estas loco!”

Por poco estuve a punto de malograrlo todo!. Felizmente luego se le paso y nos animamos a ir al cine. Como era temprano aún le dije que mejor hagamos tiempo en una cabina de esas que estaban en aquella época al frente del Jockey, al costado de la U. de Lima. Entramos y nos sentamos y allí empezo todo. Me anime a tocarle la pierna y a besarle el cuello. Empecé a tocarle por encima de la blusa y mis besos subieron un poco más hasta llegar a la oreja. ADIVINE: Punto débil femenino. No supo contenerse y me beso ahora si en la boca. Me dijo susurrando “me vuelvo loca cuando me besan en la oreja”, obviamente yo continue haciendolo solo que esta vez mi mano izquiera ya estaba muy comoda en medio de sus piernas. Cuando sentí que estaba húmeda, tome su mano e hice que me sobara el pene por encima. Ya estaba todo perfecto pero nos acordamos de que teníamos que ir a ver la película. Ella queria ver “El Pianista” que en ese entonces estaba en cartelera. Entramos y nos sentamos en la última fila.

Mientras ella miraba la película, yo la verdad estaba mas dedicado en explorar todo su cuerpo y tocarlo a más no poder. Acariciaba su vagina y pulseaba para poder meter mi mano por debajo de su brasier. Le encanto!. Segui asi tocándole las tetas suavemente. Pero yo ya estaba a mil y a mi me encanta apretar y hacer que sientan un poquito de dolor asi que no escatime en apretarle los pezones que los tenia duritos y jalarselos. Luego le abrí la blusa y la tuve tetas al aire por espacio de 5 minutos jalandole los pezones y palmoteando sus senos. Una escena erotica increible.

Una fantasía que no habia pensado jamás realizar: Tener relaciones con una mujer en público. Obviamente era bastante remota la posibilidad de tener un coito amatorio en ese lugar pero no se nos estaba impedido tocarnos como locos. Luego de besarla, tocar sus senos y masturbarla, me animé por acariciar su espalda y a tratar de tocarle las nalgas. Esto resulta un poco dificil cuando estas sentado y de costado, pero al final pude hacerlo y bien rico.

Con mi mano izquierda exploraba y acariciaba sus nalgas que eran muy suaves. Ambos estabamos ya muy excitados pero no saliamos del cine. Creo que ninguno de los dos se animo por tomar la iniciativa y proponer la opcion de irnos hacia otro lugar. Lo unico que se es que mi mano izquierda se metio por debajo de su jean y pude tocar completamente su vaginita humeda y chiquita. Estaba toda mojada y jadeante. Me excite. Empece a sobar su clitoris y ella como loca se mordia los labios para no gritar de placer. Era mia y yo estaba fuera de mi mismo. Me deleitaba mirar sus impotencia de no poder expresar lo que sentia. Aproveche para sobar su ano y meterle el dedo lo mas fondo posible. Cuando lo hice, no pude creer lo que pasaba ante mis ojos. Ella empezo a jadear y un gritito se le escapo en un momento dado durante la pelicula justo hubo un espacio breve de silencio y muchos voltearon hacia atras. Felizmente ya se habia cerrado la blusa pero una pareja mayor nos miraron como quien dice “par de mañosones vayanse a un telo”, jaja yo no hice mas que seguir tocando su ano mientras disimulabamos que no haciamos nada.

Pude meter hasta tres dedos en su pequeño orificio. No los lubrique y se los metia con fuerza. Al final solo deje mi dedo medio dentro de ella y lo movia siempre para que sintiera la fricción. A mas me pedia que lo haga suave, mas fuerte se lo hacia. Ella era del tipo de mujeres que cuando pide No es un Si.

Me canse de estar alli y le pedi que nos fueramos por que no veiamos la pelicula y los dos ya si queriamos irnos a un hotel si o si. Nos retiramos del Cinemark velozmente y yo pensando “Carajo yo no conozco hoteles por Surco y menos por La Molina”. Cuando ya estabamos por la salida que da hacia la U. de Lima sonó su celular. Era su Mama que le pedia a gritos volver a la casa por que habia estado afuera durante todo el dia y no se habia reportado. Asi terminó nuestra aventurilla en el cine.

Luego de aquella experiencia la volvi a ver una vez mas. Esta vez me fui muy lejos hasta casi por el Estadio de la U. De alli mismo me llevo por otros lugares que ella conocia y que yo, sin su guia, jamas hubiera podido llegar por mi cuenta. Note en ella que lo que mas queria era una pareja que un buen amante y yo no queria estar con nadie y menos con una chica que vive lejos. No me gusta lastimar los sentimientos de nadie, asi que luego de aquella vez decidi no volver a llamarla mas.

Pasaron ya varios años de eso. Ahora ella esta casada con un israeli y le va al parecer bien dentro de su mundo. Ella no sabe de mi por supuesto pero yo si de ella. Ese es el problema de la gente que tiene hi5 y ponen fotos y cuentan su vida real en Internet.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s