Rostro inocente. Mentalidad de pendeja


A fines de 2005 estudiaba idiomas en un instituto muy conocido que queda por la Av. Arequipa en San Isidro. Como no tenía nada que hacer, a veces me quedaba conversando con mis amistades de turno o sino andaba metido en la biblioteca leyendo a más no poder.Es precisamente en este lugar, en la sala de videos, donde conocí a una chica encantadora.Su nombre es Maryori (si, así sus padres escribieron mal su nombre) y en ese entonces tenia 18 añitos.

De estatura baja (1.50 aproximadamente), cabello color negro crespo, ojos negros y piel trigueña. Esta chica tiene buen cuerpo por que le gusta bailar asi que, si de atributos hablamos, posee buenas tetas y un culito apetecible.

Entré a la sala de videos para matar tiempo. Estaban pasando una película, cuyo nombre no recuerdo, y me senté al lado de esta chica. Por supuesto! ni tonto que fuera como para no sentarme al lado de la única chica que estaba en minifalda y que, por suerte, no tenia compañía másculina en ese instante. Aproveche las circunstancias y entablamos una conversacion susurrante ya que no podíamos elevar el tono de nuestras voces para no interrumpir a los dizque estudiantes que miraban la película sin entender nada.

La invite a salir de la sala para irnos a conversar por allí. Ella tenía clases más tarde asi que le pedi su teléfono para llamarla después. Hubo química, hubo interés de ambas partes. La llame dos días después para que no me sintiera apresurado.

Cuando la llamé, la sentí muy contenta de escucharme. Habremos conversado como unas dos horas y nos despedimos con un “me gustas. tú también”. Le propuse vernos al día siguiente y ella accedió.

Nos encontramos en el Instituto. Ella estudiaba por las tardes asi que quedamos en vernos como las 4pm. Pensé que ella terminaba a esa hora pero sus clases terminaban una hora y media después. Tuve que vagar durante ese espacio de tiempo hasta que finalmente la susodicha salió del salón. Nos sentamos en las bancas que estan hacia afuera de los pabellones y conversamos bastante. Yo como siempre tanteaba y trataba de hablar de sexo para probar si ella le gustaba la cochinada. Para su edad es una chica de bastante recorrido. Me contó que tuvo relaciones a los 17 años por primera vez, que estaba con un artista -un pintor- que le llevaba 11 años de diferencia. Además, me contaba sobre sus pendejadas, sobre como lo hacían y como una vez ella dejó que su enamorado de entonces, el artista, estando ambos ebríos, bebió vino y lo sostuvo en la boca para meterle el líquido dentro de su sexo. Además, me contó que disfrutaba cuando recibia algunas caricias bruscas. La chibola era un enfermita y de las muy sabidas.

A mi particularmente no me gustan las chicas así, por lo que mi desprecio y aburrimiento hacia su persona empezó a incrementarse. La invite entonces a ir a mi casa y ella acepto con mucha voluntad e interés. La hice caminar un montón -como 20 cuadras, zigzagueado y confundiendo el camino para que no recordara después como llegar-. Una vez que llegamos, me sorprendió algo muy curioso de ella cuando ingresamos a mi casa. Ella dijo “wow“. Dijo aquello porque le pareció que mi sala, los adornos y demás decorado eran algo muy elegante y que jamás había entrado una casa asi ¿?. Ya con eso me di cuenta que esta tipa no tendría muchas comodidades en su hogar.

Nos sentamos en el sofá donde alguna vez me tiré a Irma y nos besamos. Estuvimos así hasta que empecé a tocarle allí abajo y entonces ella cedió. Le quite el polo que cubrían sus senos y empece a chuparselos. Ella no se animaba a tocarme la pinga asi que me levante y se la mostré. Me acerqué un poco más hacia ella para sugerir que me la chupara pero no se animaba; solo me la pajeaba y le daba besitos encima ¿?. Le baje el pantalón y cuando me aprestaba a bajarle la ropa interior y ella me mira cuál fiera y me dice “NO, así no quiero”

What! Un momentito -me decía en mis adentros- Esta pendeja se las sabe todas y a mi me va a venir con el cuento del NO?… Ok, lo haremos como tu quieres. Replanteé de nuevo el asunto y volvi a besarla de manera mas cariñosa porque pensé que quizas le gustaría que la tratará con mas amor y que no llevara las cosas tan rapidamente. Le bese y la abraze. mimandola siempre y tocando su cuerpo pero, para mi sorpresa, me dijo friamente “No me gusta así. Ya te dije como me gusta que me hagan sentir placer”. Maldita sea! que hago ahora entonces!. Entonces recordé lo que me había dicho en el Instituto antes de venir: le gustaba que la golpearan. Pucha, yo lo pensé dos veces y no me animé a hacerlo de entrada pero yo ya estaba demasiado excitado y el muchacho quería clavarla de una buena vez asi que no me quedaba otro camino más que cumplir sus deseos carnales.

Empecé muy mal, porque nunca había golpeado a nadie en mi vida, pero luego me solté y la golpeé muy pero muy fuerte. No solo le dí las cachetadas que se merecía, por putita, sino que también le jalé muy duro el cabello y dejé marcas de mis manos en sus nalgas y piernas… me descontrolé y pensé que me excedi pero a esta chiquilla, en vez de asustarla, a mas golpe le metía, más le gustaba; a mas dolor sentía, mas se soltaba y empezaba a insultarme de cariño.

Como no tenía condon a la mano, solo me límite a reventarle la boca y a venirme en sus tetas. Cuando termine, la levante y la puse, dandome la espalda y en cuatro, sobre el sofa. Le abri las nalgas para mirarla y la masturbe hasta que se vino. Una vez que ella terminó, empecé a tocarle el ano y a meterle los dedos uno por uno. No me puso objeción alguna asi que me deleite con su culito como unos 15 minutos mas o menos.

Todo esto duró como unas dos horas aproximademente. Subí para lavarme y para llevarle un poco de papel higiénico para que se limpiara. Al volver y mirarla me daba pena por como era ella y asco a su vez por que era una tipa fácil que se entrega a cualquier desconocido. La invité a salir de mi casa, nos besamos y me pidió que la acompañara a tomar su micro pero le dije que no, gracias y cerré la puerta para nunca más volver a saber de ella.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s