Sandra Inés… Yo la hice mujer


Gratos recuerdos vienen a mi mente y éste es uno de ellos. Recordar todos los polvos que tuve, más las locas experiencias que uno siempre tiene, hacen que la vida sea siempre deliciosa de disfrutar.

Era el año 2005 y tenía entonces 24 añitos…

Cuando descubrí desde temprana edad que el sexo era una de mis adicciones, decidí que era mejor experimentar y tratar de conocer a la mayor cantidad de mujeres posibles. Obviamente, como todos, también me he enamorado pero eso no es materia de mi blog. Aquí les contaré siempre todas las anécdotas que he tenido con putitas o con chicas que se prestan siempre al juego.

Sandra InésSandra Ines es una de las mujeres mas lindas que yo haya conocido. Su cuerpo delgado y bien contorneado es tan hermoso (chica full ejercicios asi que todo lo tiene durito). Sus senos son tan suaves, bien formados y grandecitos. Su trasero es redondito, paradito y abultado (perfecto en pocas palabras). De rostro, ella tiene los ojos color pardo, pestañas largas y risadas. Su cabello es largo, lacio y bien cuidado. Nada más faltaria añadir que su piel es muy suave (se echa todas esas cremas que las mujeres siempre usan) y su boquita está perfectamente delineada por unos labios delgaditos.

A ella la conocí cuando estudiabamos juntos en el Instituto de Idiomas. Yo siempre me quedaba en la cafeteria con mis amistades de turno para practicar lo que aprendiamos en clase o simplemente para compartir algunos ratos de ocio. Es allí precisamente que yo la veía siempre con ropas bien apretadas para lucir su exhuberante cuerpo. Ella tenía entonces 19 añitos y si bien no teníamos clases juntos (ella estaba recien en los primeros ciclos), pude conocerla porque un día ella se olvidó su chalina por irse apresurada a sus clases y, como yo era el único que estaba en la cafetería, la tomé y la seguí para darsela. Me agradeció dandome un besito y me preguntó si me iba a quedar hasta las 11am porque me quería invitar algo por mi gesto tan noble. Acepté y me quedé esperándola hasta la hora pactada.

Conversamos mucho luego que ella volviera de sus clases. Como no tenía nada que hacer le sugerí ir a la biblioteca y luego ver una película. Nos quedamos juntos hasta las 2pm y quedamos en vernos al día siguiente.

Desde ese momento nos hicimos buenos amigos. Como yo me quedaba luego de mis clases en el instituto, ella me buscaba para que yo le enseñe lo que no había entendido. Me gustaba mucho su forma de ser porque es bien extrovertida. Es del tipo de chicas que, cuando quieren a sus amiguitos, les encantan mimarlos y decirles palabritas como bebito. Siempre me engreía invitandome lo que yo quisiera de comer en la cafetería.

Por que seré tan adorable?  =)

Un día que salimos a almorzar me contó que ella vivía sola en San Borja y que no tenía muchos amigos. También me contó que tuvo solo 2 enamorados y los dos resultaron ser un fiasco. Me contaba prácticamente todo lo que a ella le había sucedido, sobre sus planes y sobre como se veía a ella misma en un futuro. A mi me gustaba que ella compartiera su universo conmigo pero a su vez me preocupaba porque no quería que se encariñara tanto de mi. Me atraía mucho y deseaba poseerla así que tenía que hacerle sentir y manifestarle que mi interés por tener una relación seria en ese entonces no era algo que yo buscaba por el momento. La quería cuidar. No quería solo tirarmerla y dejarla. No soy un patán para hacer esas cosas. Yo hacía eso con las putitas que sabían lo que querían. Yo la estimaba mucho y quería realmente lo mejor para ella aún a pesar que mi verdadero deseo era tenerla en cuatro para reventarle por primera vez sus pequeños orificios.

Pasó una semana y todo con ella era perfecto.

Llegó el lunes y fuí, luego de la clases, por media hora a las computadoras de la biblioteca. Me dió curiosidad de saber si Sandrita tenía fotos en el estúpido hi5 asi que puse su email para corroborar si es que estaba registrada. No tenía fotos lamentablemente así que opté por averiguar donde vivía exactamente en las páginas blancas. Dí felizmente con el dato pero me llevé una ingrata sorpresa: el número telefónico de casa no coincidía con el distrito que según ella me había dicho que vivía. De San Borja a San Juan de Miraflores hay un largo trecho. Le pregunté porque me había dicho que vivía en otro lugar y se puso un poco nerviosa. Para barajarla me dijo de que se había mudado recientemente y que no había actualizado sus datos ¿?. Bueno… no tenía otra alternativa más que creer en sus sacrosantas palabras.

Ese mismo día quedamos en vernos a la noche. Yo tenía un poco el fastidio de su mentira pero lo sabía disimular. Estuvimos caminando por San Isidro. primero. y luego por Miraflores. Llegada las 9pm quizo revisar su email asi que la llevé a un cybercafé para que lo hiciera. Terminamos y otra vez nos fuimos a caminar por ahi… Fue en un momento dado que me toma por sorpresa, arremete su cuerpo contra el mío para abrazarme y estrellar sus labios sobre los míos, besándome con mucha pasión y deseo. Me quedé idiota al escuchar de su boca un te amo y, peor aún, quiero estar contigo. No supe que hacer más que aceptar su petición e iniciar así una nueva relación en mi vida amorosa. Cuando nos separamos para volver a nuestras casas, me llama a mi celular para preguntarme si yo había llegado bien y para decirme un te amo mi vida y mis besos de buenas noches

Cuando llegué a mi casa me quedé pensando y dentro de mi ser escuchaba una voz que me decía eres un cojudo!. Yo realmente no quería estar con ella; no la amaba y no sentía más que cariño por esa personita tan dulce. Al día siguiente la busqué luego de sus clases y le dije que no quería estar con ella, que no la amaba y que me apresuré al responder. El rechazo para las mujeres es algo que no está dentro de lo que ellas esperan así que trato de acaramelarse y decirme cosas bonitas pero me mantuve firme en mi decisión. Yo la había cagado aceptando ser su enamorado y ahora tenía que decirle que no y que la quería tan solo como una amiga. Evidentemente, ella se enojó conmigo y se fue un poco llorosa luego de aquello.

Me sentí muy mal por un buen tiempo. Lo peor era que siempre la veía en la cafetería y ella se sentaba adrede justo en las mesas que estaban al frente de la mía. Miraba todo lo que hacía y fingía reirse con sus amigas o hablaba por celular como quién me hace sentir que la pasaba bien, que no me necesitaba.

Ya la situación me estaba llegado al pincho así que un día me acerqué y le dije que quería hablar con ella. Nos fuimos a comer por Miraflores, para ser más preciso la llevé al Haiti para aclarar muchas de las cosas que ella hacía y que no me gustaban y para decirle que yo la quería como amiga, que no la quería perder. Nos disculpamos y quedamos muy bien y quedamos como buenos amigos.

Se avecinaba mi cumpleaños y yo como nunca había planeado que hacer. Ella sabía que mi onomástico se venía así que me invitó a ir al cine y pasarla juntos. Acepté de buena gana y nos vimos a las 7pm. Para la ocasión, se había preparado para mi estrenando ropa nueva (botas, blusa y jean) y un nuevo corte de cabello. Que linda mujer! Y yo todo un hijo de puta que rechazaba su cariño… En fin, fuimos a comer y luego vimos la película Virgen a los 40. Ahora que me acuerdo sucedió algo muy gracioso que quiero compartir. Cuando estabamos comiendo yo me excusé para ir al baño por un momento. Al regresar, la veo que estaba hablando por su celular. Como yo detesto que las personas hablen por telefóno mientras tenemos una cita, tomé mi celular y le timbré. Para mi sopresa su celular sonó y ella pegó un grito al cielo por lo agudo de su ringtone. JAJAJAJAJA la idiota estaba fingiendo que hablaba por teléfono con alguién. Claro, si ella tenía pocos amigos, quien merde se iba a acordar de llamarla? JAJAJA.

Dentro del cine cometí el error de aceptar sus besos y caricias. Una vez terminada la función nos fuimos a caminar por ahi. Fue entonces que me abraza y me dice que pasa? por qué no quieres estar conmigo? que no te gusto? no te gusta mi cuerpo? y entonces desabotonó los 3 primeros botones de su blusa para dejar al descubierto parte de su pecho y permitirme observar aquella línea que marca y separa sus dos voluminosos senos. No la cagué. Me mantuve firme y le dije que solo te quiero como una amiga, entiendeme!. No me dijo nada y tomo el primer taxi que vió y se fue.

Terminó el año y pasaron 2 meses sin saber de ella.

Luego de ese período largo recibo un SMS que decía Sandra esta loca, sale con un tipo que no la merece. Llámala. No sé quién había enviado ese mensaje. Quizás lo hizo ella o alguna de sus amigas del Instituto. Lamentablemente era cierto y la vi ese mismo día caminando con un zarrapastroso que parecía que no se bañaba desde el día en que nació. La seguí por un tramo largo y los veo a los dos despidiendose en una esquina. Se besaron y él se alejó. Dejé que caminará ella sola por la avenida y apresuré el paso para que no se me escapara. Logró por fin dar con ella y le digo Que mierda te pasa? fui sincero contigo y quiero ser tu amigo pero tu te empecinas en tener algo conmigo. Nos llevamos bien y no te quiero perder! Es que acaso prefieres estar deambulando por el mundo buscando afecto y corresponder al primer hombre que accede a estar contigo?. Se quebró y me abrazó. Yo la besé y la apreté tan fuerte que sentí que la iba a partir en dos a la pobre. Todos nos miraban o decían cosas durante el lapso de tiempo que estuvimos así. Perdí la razón y me la llevé. La llevé a donde sea, solo quería estar con ella. Ella se contagió de la excitación que nuestros besos nos produjeron. Fue la primera vez que llevé a un hotel una mujer para tirarmela a mi gusto y sentir la satisfacción de ser su primer hombre en la cama.

No conocía más que a los conocidisimos hoteles de San Isidro asi que le dije al taxista llevanos al hotel Flipper. Me topo en la entrada con un amigo judío y no le saludé. Pagué y nos fuimos a nuestra habitación. Nos besamos y nos quitabamos la ropa mientras lo haciamos. Ella toma mi pene y me empieza a masturbar mientras yo besaba sus tetas preciosas. No tenía condón pero me llegó al huevo. La cargué y la lleve hasta la cama. Le abrí las piernas y me puse a mirar la hermosa vagina que tiene. Abrí los labios para constatar su virginidad y me sonreí; su hymen estaba en un 95% cerradito. Ella me habia confesado con anterioridad que se masturbaba de vez en cuando. No me importó. Mi orgullo estaba herido. Ella no entendía que no la quería lastimar; sin embargo, me había cambiado por un tipejo asqueroso que más parecia un buceador de desperdicios. La sopeé y le metía los dedos hasta sentir que se vino. Lo hice así por un buen rato y ella, tan sensible, tuvo 2 orgasmos deliciosos. Mi boca y mis dedos estaban manchados por su juguito. Me limpié las manos en mis huevos y me eché sobre ella. Levanté sus piernas y las puse sobre mis hombros. La penetre muy duro. Gritó de dolor pero no me importaba –tú no te vas a cagar asi, le decía, tú no te mereces a esa mierda-Entre sollozos y besos, entre cachetadas e insultos, ella me entregaba su cuerpo. Sentía que a pesar de la furia de mis arremetidas, ella quería ser mi puta y lo disfrutamos al máximo. Me viné en sus tetas y le hice tragar un poco de mi semén. Fuí al baño para traer unas toallas y limpiar el poquito de sangre que había. Nos besamos y nos pusimos a conversar hasta entrada la medianoche.

Nos tomamos algunas fotos y luego pedi una botella de champagne. La trajeron casi al instante y brindamos. Ella no había comido nada por lo que el alcohol se le vino rápido a la cabeza. Nos metimos al baño y yo la bañe con lo poco que quedaba de la botella. Estuvimos jugando con la botellita de porqueria hasta que nos dio asco y nos bañamos. Seguiamos amandonos, seguiamos explorando nuestros cuerpos. El alcohol felizmente aminoró el dolor que tenía ella entre las piernas. Terminamos y nos metimos a la cama nuevamente para tirar. Su conchita estaba hinchadita asi que me deleite con su ano chupandoselo a mi gusto. Se lo lamía y le abría las nalgas para que se dilatara y para mirar esa belleza. Escupí en sus nalgas y me dispuse a penetrarla previo jueguito para excitarla más de lo que ya estaba. Meterle la pinga por el orto y sin condón era una fantasía que tenía desde hace tiempo y la iba a cumplir con esta putita mentirosa, con esta mujercita mendiga por cariño. Montado sobre ella, ella me movia el culo en circulo (que espéctaculo!). La abrazé aprentadole las tetas, peñizcando sus pezones y besando su espalda y cuello. Parecía un tigre follando a su tigreza. Que culo tan perfecto, que ano tan ajustado, que placer enorme el sentir como mi pene se abria paso, apretadamente, dentro de su cavidad. Eyaculé dentro de su culo. No podía más! Rendido me eché a su lado y la abracé. Nos besamos y nos quedamos profundamente dormidos.

Sobresaltado me desperté alrededo de las 9am. Me levanté y ella seguía como un angelito dormidita con una pierna descubierta y sus senos al aire. Le tomé algunas fotos, para el recuerdo, y me bañé. Me di cuenta al husmear entre las sábanas que ella había vuelto a sangrar un poco. No quería despertarla. No quería estar con ella. Me fuí del hotel a eso de las 11:30am. Ella me llamó durante todo el día a mi celular pero no contesté. Tenía cólera dentro de mi y es el día de hoy que no me explico por que hice lo que hice. Solo sé que no quería que ella se entregara al otro sujeto por el simple hecho de que yo no la quería como mi enamorada. Hirió mi orgullo, cosa que a nadie le permito hacerlo.

Hace poco nomás me atreví a indagar sobre ella. Le llamé a su celular y me contestó como si nada hubiera pasado. Me dijo que había cambiado, que se había hecho la rinoplastia y que estaba de enamorada con un tipo de mas o menos mi edad. Me dijo también que le gustaría volver a verme. Ahora esta en Máncora la putita con su nueva conquista y que apenas llegué a la capital quiere verme de nuevo. Siempre supe que eras una putita Sandra… fuiste mía y seguirás siendo mía, hasta el día que madurez o sientas que por fin tú realmente ames a alguién como se merece.


6 comentarios en “Sandra Inés… Yo la hice mujer

  1. q cgaadf de historia caminando desde san isidro hasta miraflores sololei un pokito y me dio nausea ir a un cibercafe paa revidssar su correo q atorrante q cholo q ruin me kiaasste el hambre

  2. Buen relato… sobre el mejor relato que he leido de un compatriota!

    Pero lo curioso es que por que no la querías como enamorada?? era calabacita?? NO llegaste a presentarla a tus amigos?

    Bueno.. son solo preguntas que salierond el relato!!

    Vico

  3. Estimado Gabo:
    Gracias por leer mi blog. Publicaré más fotos en un futuro.

    Estimado Vico:
    Igual, también te agradezco por leer mi página. Sandra Ines no es ninguna tonta pero si es una persona bastante voluble y yo en esa época no tenía ganas de tener una relación seria.

    Saludos

    Mr. Dorian Wilde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s